Lugares misteriosos para descubrir: Club Hotel Sierra de la Ventana

El Club Hotel Sierra de la Ventana fue un establecimiento turístico ideado en el 1900, inaugurado en 1911, clausurado en 1920 y en 1983 reducido a ruinas por un incendio. Se trató del primer complejo hotelero de Sudamérica y uno de los primeros casinos de la Argentina. Allí se festejaron los primeros 100 años de la Independencia de nuestro país. Hoy es un desolado monumento histórico.

Manuel Láinez, dueño de 3.000 hectáreas de campo, propuso a la Compañía Británica del Ferrocarril del Sud construir un centro de salud, pero la empresa levantó un fastuoso complejo hotelero estilo Belle Époque. De la fiesta de inauguración, el 11 de noviembre de 1911, participaron 1.300 invitados.

Tres años más tarde –el 30 de noviembre de 1914– se habilitó el ramal del tren de trocha angosta que unía la estación de Sierra de la Ventana con el Club Hotel. El 9 de julio de 1916 se festejó allí el centenario de la Independencia, reunión a la que asistieron la Infanta Isabel de Borbón, el Príncipe Eduardo de Gales, y otros muchos políticos, diplomáticos, embajadores y gente de la alta sociedad.

Un año después, durante la presidencia de Hipólito Yrigoyen, se sancionó la ley de prohibición de los juegos de azar y los propietarios del hotel dispusieron el cierre del complejo el 14 de marzo de 1920. Una semana después el ramal de trocha angosta tampoco corrió más. Posteriormente, el predio ubicado a 560 km de la Capital Federal fue vendido al gobierno de la Provincia de Buenos Aires para crear una colonia de vacaciones de la Dirección General de Escuelas.

El proyecto quedó trunco y a partir de entonces lentamente se fueron vaciando la bodega y los elementos del hotel. Pero en 1943 un grupo de 350 marinos integrantes de la tripulación del acorazado alemán Admiral Graf Spee fue enviado allí por la Armada Argentina para su internación bajo la vigilancia del Regimiento V de Infantería del Ejército, que permaneció durante dos años. Tras su partida, el lugar volvió a la soledad y el olvido, hasta que fue declarado Monumento Histórico por la Municipalidad de Tornquist en 1999, 16 años después de haber sido consumido por un incendio que lo dejó en ruinas.

Visto por 12476 personas

Gracias por tu comentario, los leemos a todos