Parque Nacional Aconquija: la joya verde de Tucumán

En el Parque Nacional Aconquija, la naturaleza y la historia son una invitación imperdible para conocer el alma de este territorio. Blanco, amarillo y rosados son los colores que comenzaron a florecer en septiembre en los lapachos y, junto al aroma de las flores de azahar de los naranjos, marcan la nueva estación en un territorio abrazado por yungas, reservas naturales y el mencionado parque.
El secreto, tal vez, está en conocer alguno de los anclajes de las áreas protegidas, porque el corredor de naturaleza verde abarca un 60 % de las nacientes de los ríos que alimentan los valles del territorio tucumano; una geografía que permitió cobijar tesoros desde la flora y la fauna, hasta la historia y la arqueología.
Tan sólo saber que Tucumán resguarda a la primera reserva natural del país, el Parque Provincial La Florida, creada en 1936. Debe su nombre al vasto campo de azucenas que puebla de flores rojas un camino imperdible de unos 600 m para recorrer, disfrutar y atesorar.

En poco tiempo se puede conocer las yungas desde San Miguel de Tucumán y hacia los Valles Calchaquíes por Ruta 307 o hacia el Circuito Sur de esta provincia, donde se despliegan un sinfín de reservas y parques que resguardan la riqueza natural desde arbustos y cactus, hasta los ríos de montaña que recorren el corazón de la selva subtropical y alcanzan en la altura los pastizales que dibujan “mesadas”.

Visto por 12476 personas

Gracias por tu comentario, los leemos a todos